Los auriculares son un tipo de accesorio que está en constante reciclaje dentro del sector informático y tecnológico en general. Esto se debe al progreso que realizan sus propios fabricantes en cuanto a llevar la tecnología más allá, tanto a nivel de diseño como en cuanto a prestaciones. Y dentro del grupo de empresas que mejores aportaciones están realizando con la comercialización de auriculares headset, se debe destacar el nombre de Arctic y su división de productos dedicada en exclusiva al mundo del sonido.

Una de sus últimas creaciones es el P311, unos auriculares que se caracterizan por distintos rasgos de interés que podremos ver a continuación y que demuestran que todavía hay margen de mejora en lo referente a exprimir el potencial del sector de la reproducción de sonido.

Unos auriculares para todo

Que estén disponibles con un diseño estilizado y en distintos colores muy vivos es una señal de cómo los Arctic P311 intentan convertirse en los auriculares para todo. Sus creadores les han dado forma bajo la filosofía del «sports and on the go», que viene a significar que podemos usar estos auriculares mientras hacemos deporte o cuando nos encontramos fuera de casa en cualquier lugar. No importa si como los modelos de las fotografías promocionales estamos practicando baile o haciendo parkour, ni tampoco si vamos en bicicleta, los auriculares rinden a un alto nivel en cualquier tipo de situación y practicando el deporte que se nos ocurra.

Lo mejor es que cuando lleguemos a casa después de haber estado ejercitándonos podremos usar los auriculares también con el ordenador de sobremesa gracias al habitual conector UD1 o UD2 que facilita Arctic a sus usuarios. Es en ese momento cuando comienza a sacarse partido a los auriculares también en lo vinculado con el gaming, para así exprimir más su potencial hasta el último de los minutos.

El punto de acceso entre dispositivo y auriculares se encuentra en la conectividad Bluetooth, la cual ya se ha convertido en base dentro del sector. Cualquier terminal que tenga acceso Bluetooth podrá sacar provecho a estos auriculares, siendo los teléfonos móviles la principal herramienta de uso en la que han pensado sus fabricantes a la hora de practicar deporte. Pero ordenadores portátiles o dispositivos de juego con esta conexión también se pueden beneficiar de sus posibilidades.

La comodidad al frente

Para Arctic el tener un dispositivo cómodo para satisfacción de los usuarios es algo fundamental en cada uno de sus nuevos productos. Estos nuevos auriculares cumplen sobradamente en cuando a los estándares de comodidad con los que la marca tiene acostumbrados a sus usuarios. Los auriculares tienen un diseño supra-aural de tacto muy suave, lo que resulta cómodo, pero también eficiente a la hora de aislar el sonido exterior de las orejas, para que la inmersión en la señal del accesorio sea totalmente equilibrada.

Por otro lado, los Arctic P311 tienen un peso muy ligero, de sólo 71 gramos. Esto hace que uno de los problemas de los auriculares, que a veces en periodos largos de uso resultan incómodos, no se presencie en este modelo. La idea de la empresa fabricante era que los deportistas o quienes los usen con el ordenador pudieran llevarlos puestos mucho tiempo y que no se quejaran de daño en sus orejas. Además, los auriculares tienen micrófono, lo que incentiva el participar en conversaciones desde Skype, y se presentan de forma muy manejable gracias a la bolsa de transporte que incorporan.

Características de los auriculares a valorar

En ocasiones se habla sobre auriculares y dispositivos Bluetooth de forma sonada, pero no incorporan un rango de funcionalidad elevado. En el caso de los Arctic P311 su extensión es de 30 metros respecto a la posición del emisor de la señal, por lo que resulta un sistema óptimo para realizar todo tipo de tareas a distancia. En otro orden de cosas, tiene una batería que dura 20 horas en la reproducción de sonido y se recarga mediante USB.

Para su utilización se apoya en el uso de cinco botones de función integrados en el auricular derecho. Esto da control en todo momento sobre la música a escuchar, permitiendo que el usuario responda llamadas, cambie el volumen del sonido, salte canciones, haga pausa o de inicio a la reproducción. A nivel de calidad de sonido sus creadores destacan que suena igual de bien escuchando música que reproduciendo películas, con una señal-ruido de 95 dB.

Redactor: Juan Manzano Ulmeher.