Estas semanas se está hablando mucho del metaverso y de que en el futuro tendremos una vida paralela dentro de él. Desde que Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook anunció que la misma pasaba a llamarse Meta, son muchas las dudas ante este nuevo término y lo que encierra el mismo. Este nueva etapa de Facebook responde a una auténtica contrarreloj por ser el primero en controlar este universo virtual. Pero, ¿Qué es el metaverso y por qué se ha convertido en objetivo de primer nivel para las empresas tecnológicas?

¿Qué es el Metaverso?

Esta nueva palabra de moda en tecnología se usa para describir el concepto de una iteración futura de Internet, formada por espacios virtuales 3D compartidos y persistentes vinculados a un universo virtual percibido. El concepto además expone la posibilidad de introducirnos en primera persona en este mundo virtual a través de gafas de realidad virtual y otros complementos que nos permitirán interactuar con él.

Lo cierto es que el futuro del metaverso es algo incierto ya que puede ofrecernos el próximo gran salto evolutivo de Internet o simplemente quedarse en un intento que no progrese. Todavía es muy pronto, pero es cierto que a día de hoy, las empresas tecnológicas más potentes del mercado están formando parte de una lucha encarnizada para dominarlo. Facebook por ejemplo, está empezando a crear las infraestructuras necesarias y los primeros prototipos de gafas de VR para introducirnos en el.

¿Qué se podrá hacer en el metaverso?

Aunque como ya hemos dicho, el desarrollo del metaverso es algo muy incierto aun, muchas empresas están invirtiendo en varios puntos importantes:

VIDEOJUEGOS: Aunque ya existen los videojuegos en línea y multijugador para explorar mundos virtuales, en el metaverso, estos serán inmersivos y estarán interconectados.

EMPRESA: Las empresas podrán organizar reuniones virtuales o combinarlas con el mundo real, trabajar de forma colaborativa e incluso montar negocios.

COMPRAS: Las personas podrán interactuar con las marcas para comprar objetos virtuales, pero también productos para el mundo real.

RELACIONES SOCIALES: Al tener avatares personalizados y con capacidad de reproducir nuestras expresiones y gestos, los usuarios podrán interactuar con otros y socializar.

OCIO: En este mundo virtual se podrá asistir a conciertos, espectáculos y reuniones de grupos de forma inmersiva, como hacemos en el mundo real.

Aun nos queda mucho que esperar del metaverso y durante los próximos años será el tema de conversación que mas escucharás en los medios de comunicación y en el mundo de la tecnología así que, no te asustes, tómatelo con calma y solo el futuro nos irá arrojando más claridad en este tema.